Datos personales

Mi foto
Desnuda pero no desvalida me muestro ante tus ojos, aquí me tienes vida, dispuesta a escalar tus montañas y a derribar tus tormentas. No me fundiré en tus volcanes, no me ahogaré en tus mares, tan solo quiero respirar,cada día, el aire fresco de la mañana.

lunes, 5 de octubre de 2009

En pleno vuelo




Desde la azotea diviso los tejados de la ciudad, difícil entender tanto desorden, mis ojos recorren los pasillos que conforman las lavadoras viejas, las antenas oxidadas, las uralitas a medio caer y las fachadas a medio pintar. Reflejan como espejo sin alma, las vidas desquebrajadas de un barrio viejo y olvidado, de caóticos detalles, lágrimas avinagradas y olor a pasado.
El toldo me protege del sol y anima a disfrutar de la brisa que ya comienza a ser más fresca, sostengo un café en mi mano, mientras me preparo la clase de hoy. Mi posición es privilegiada ya que me permite vivir el bello contraste que ante mis ojos se revela.
Como una línea pintada a mano alzada, se dibuja el azul del cielo, que hoy luce limpio, inmenso, abierto y sin nubes que le marquen límite. Desde el silencio y con la firme intención de dejarme llevar, me fijo en ellas, en su navegar altanero , en su volar ligero. Giran de un lado a otro, cambiando su color y forma, giran todas juntas como unidas por hilos invisibles. Guiada por el impulso de perderme, las acompaño y me sumerjo en este vuelo libre, armonioso, perfecto, y comienzo a tejer con ellas, matices de colores inexistentes, que devuelven el sentido y sentimiento, a este paisaje ajado por el tiempo.
Ante esta bella danza, me siento tranquila pero inmensamente pequeña, y así, como en un palco de teatro, emocionada, las contemplo.
Este ha sido mi momento especial de hoy, ¿lo has compartido conmigo?

4 comentarios:

WHO dijo...

Quiero volar contigo y sentir el fresco olor de la serenidad y la libertad.
Un beso, Who.

Mery Larrinua dijo...

Si lo he podido compartir contigo... y como no hacerlo si ha sido una invitacion maravillosa.
besitos mery

Jesús dijo...

He podido saborear contigo esa dicotomía entre esa parte vieja de la cuidad, anclada en el tiempo, parada, sin movimiento, y el cambio constante de las nubes en ese cielo azul.

Un beso.

Girlie dijo...

Claro que lo he compartido contigo. Leerte ha sido estar allí, pues con tus palabras has dibujado a la perfección incluso la densidad del aire.

Un beso.